Jueves, 22 de noviembre de 2007

Las tres mozicas II

Y como todo buen caballero andante que se precie, las doncellas tambi?n cuentan con un escudo de armas. Aunque ?ste no es como los de anta?o. No se trata de un escudo para defender la limpieza de sangre, ni mucho menos se trata de un escudo familiar. No, no, no se trata de un escudo heredado, sino m?s bien, se trata de un escudo adjudicado. Pues las tres partieron de sus correspondientes casas con un mismo fin: combatir el mal all? donde quiera que se encuentre y liberar a los pueblos oprimidos.


?Os suena de algo?


Si!!!


Pues fue su maestro e inventor, el afamado
"Caballero de la Triste Figura", encontr?ndose muy orgulloso de ellas, les concedi? este escudo.
Por lo que podeis deducir que no se trata de un escudo cualquiera, sino m?s bien, se trata de un escudo m?gico. Pero ?ste tan s?lo mostrar? plenamente sus poderes cuando se encuentren frente a frente con el malvado brujo. Dado que el endiablado conoce hechizos para hipnotizarlas y hacer que caigan en sus maquiav?licas redes.


Y como saben perfectamente que ellas solas no podr?n hacer gran cosa ante ?l, andan perdidas de pueblo en pueblo, no s?lo predicando con el perfecto equilibrio de las armas y las letras, sino tambi?n consiguiendo afiliados. Valientes guerreros que como ellas decidan enfrentarse al malvado brujo Amor.


Cuentan que las han visto por los pueblos de la planice castellana, y que adem?s el escudo parece que ha tomado vida propia. Ya que todos los que lo objervan, dicen haber visto la misma luz que cal? en la increible e inocente mente del Caballero Quijada. Pues se trata de un hermos?simo SOL que cambia de color seg?n la hora y el d?a en que se encuentre.


Lo m?s curioso es que esto no lo descubrieron, hasta que en una de sus jornadas la noche les alcanz? antes de que pudieran encontrar un lugar donde guarecerse de la humedad y del fr?o. As? que se dispusieron a dormir bajo el amparo de las estrellas, y todo ello sin saber que esa misma madrugada las le?nidas brillaron con m?s fuerza que nunca. De esta forma las donzellas, sin darse cuenta, se impregnaron de una de las luces m?s bellas, fugaces y poderosas que han existido en el mundo.


Y a la ma?ana siguiente despertaron con los primeros rayos de luz. Bueno..., los rayos que ellas cre?a que eran del Sol. Pero su sorpresa fue que al abrir los ojos descubrieron que todo a su alrededor estaba oscuro todav?a, y que los rayos que las despertaron emerg?an del mismo escudo.


As? fue como descubrieron que el escudo, no s?lo emite luz, sino que tambi?n ?sta va cambiando a lo largo del d?a. Por lo que decidieron llamarlo LORENZO. Y como abreviatura ENZO.


Imagen

Tags: mozas, doncellas, andantes, escudo de armas, sol

Comentarios

Añadir un comentario

Creative Commons License
Hexágono Literario by Hexágono Literario is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 2.5 España License. Leer mi libro de visitas Firmar el libro de visitas