Lunes, 25 de octubre de 2010

La diplomacia nazi contra Mann

Un informe desvela que el cuerpo diplom?tico alem?n particip? en el Holocausto y persigui? en el exterior a la disidencia intelectual

?

?

De la raya diplom?tica al pijama listado de Auschwitz slo va el grueso de la l?nea. La m?s fina condici?n cultural, una vez m?s, no salva del crimen, lo que turb? a Adorno y a Steiner y vuelve a demostrar una de esas investigaciones ejemplares en que se embarcan los alemanes cada tanto: su cuerpo diplom?tico particip? en el Holocausto y persigui? en el exterior a la disidencia intelectual, incluida la del premio Nobel Thomas Mann. La indagaci?n entablada sobre la responsabilidad, del alto cuerpo del stado, durante el r?gimen nacional-socialista, revela que a Mann y a su amplia familia, apenas siete a?os despu?s de la m?xima distinci?n literaria, cultivados representantes de la diplomacia alemana buscan desposeerlo de sus derechos y ciudadan?a, como se hizo con tantos.

?

Nada menos que el embajador Ernest von Weizs?cker ?v?stago de una reputada aristocracia intelectual, cuyo padre fue a?n primer ministro del Reino de W?rttemberg y su hijo iba a ser, en los a?os 80, sexto presidente de la Rep?blica y quien presidi? sobre la reunificaci?n se ocup? personalmente del ?caso Mann?, como revela el historiador Eckart Conze. El jefe de la comisi?n de investigadores es taxativo en sus primeras manifestaciones al Frankfurter Allgemeine Zeitung, tras cinco a?os de trabajos, en los archivos de un ministerio demasiado elitista como para pensarse manchado en el exterminio hebreo: todos, de embajadores hasta contables, supieron y ?participaron desde el principio, de forma activa, en la persecuci?n, privaci?n de derechos, expulsi?n y exterminio de los jud?os? de Europa, de sus disidentes.
Y es on Weizs?cker el que durante su embajada ante Suiza, en 1936, realiza el informe que contribuir? a convertir a Thomas Mann en ap?trida. El eximio autor de ?Los Buddenbrock? y ?Muerte en Venecia? se hab?a exiliado en la Confederaci?n Helv?tica, y pasar?a la guerra en EE.UU. lanzando mensajes radiof?nicos contra el r?gimen. Ernest von Weizs?cker es de los ?nicos diplom?ticos que fue procesado en N?remberg, pero su papel fue siempre suavizado. El informe de one, bajo el t?tulo ?El Ministerio y el pasado?, muestra a lo largo de sus 900 p?ginas que ?el inisterio fue una organizaci?n criminal? y poqu?simos, de entre sus 6.000 funcionarios adscritos, resistieron o suavizaron las consecuencias del nazismo, ?como se ha dado en creer?.
Un 80% de los diplom?ticos eran miembros del partido y, como muestra de sus operaciones directas contra intelectuales disidentes y jud?os, figura la minuta de gastos enviada por el diplom?tico en Belgrado Franz Rademacher, que en 1943 pasa una nota bajo el concepto ?liquidaci?n de jud?os?. En su formaci?n figuraba una visita a Hitler y otra visita de graduaci?n al campo de Dachau, modelo de la posterior red represora y el que estableci? la consideraci?n de los prisioneros como ?enemigos infrahumanos del Estado?. Se antoja significativo el que la ?nica copia conocida del documento de la ?Soluci?n Final? del ?problema jud?o?, acordada en la conferencia de Wannsee en 1942, haya aparecido en los archivos del Ministerio. Excepci?n hecha del consejero de embajada en Budapest, Gerhard Feine, que en silencio oper? para salvar la deportaci?n a numerosos ciudadanos hebreos. Despu?s de la guerra se sigue la presencia de numerosos nazis y c?mplices entre el personal del inisterio, que no s?lo reescribieron la historia diplom?tica como ?calladamente cr?tica y nunca nazi?, sino que prestaron toda colaboraci?n para la huida y protecci?n de c?lebres funcionarios perseguidos internacionalmente.?

Crimen cultural


Comentarios

Añadir un comentario

Creative Commons License
Hexágono Literario by Hexágono Literario is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 2.5 España License. Leer mi libro de visitas Firmar el libro de visitas